Gimnasta rítmica Escultura - Daniel Baharier
Gimnasta rítmica Escultura - Daniel Baharier
Gimnasta rítmica - comprar
Favoritoschevron_bottomGuardar

Gimnasta rítmica

Escultura original, 10×27 cm, 2023
3.146 €EUR
Envío e impuestos incluidos
Número de copias de edición limitada: 9
Métodos de pago seguros: tarjeta, banco
Devolución gratuita en 14 días
Entrega global experta, todos los costos incluidos
Encontrar arte similar
Envío y devoluciones
  • Ofrecemos envíos globales expertos, supervisados por nuestro equipo de logística.
  • El precio total incluye gastos de envío, aranceles e impuestos.
  • Ofrecemos una política de devolución de 14 días sin costo, excluyendo artículos hechos a medida.
Pago

Características de la Escultura “Gimnasta rítmica”

Año de creación2023
Dimensiones10 A × 27 Al × 15 P   cm
Peso1.7 kg
Tipos de arteescultura
Estilorealismo
Géneroalegórico
MaterialesBronce
Método de embalajeembalaje de cartón
Palabras clave
viejocuerpo
Acerca del Artista

Israel. Estableció y administró la tercera fundición de esculturas de bronce más grande del país en la década de 1980 y principios de la de 1990, demostrando su experiencia y compromiso con el medio elegido. El enfoque de Daniel radica en retratar la figura humana, capturando la amplia gama de emociones, movimientos y formas humanas. Su cartera cuenta con una impresionante colección de obras por encargo, incluido un logro notable en 1992 con la inauguración del grupo escultórico más grande de Israel en Rishon le Zion, que consta de 24 figuras que van desde los 2,5 a los 3,5 metros de altura. Además, las obras de Baharier adornan el Parque de Esculturas del Instituto Wingate, el centro deportivo nacional de Israel, donde varias de sus esculturas, que van de los 2,5 a los 4,5 metros de altura, han encontrado un hogar. Una selección de sus esculturas más pequeñas se ha exhibido en el parque durante más de dos décadas. También creó un retrato del doble del tamaño natural de Michael "Misha" Kogan, el fundador de Taito Corporations, para su oficina central en Tokio. Las contribuciones artísticas de Daniel son reconocidas por el prestigioso Museo de Arte de Tel Aviv, donde ha exhibido sus obras. Su talento fue reconocido aún más cuando su obra de arte fue elegida para representar a su país en el Campeonato Mundial Judío de Hockey sobre Hielo. En la década de 2010 tuvo el privilegio de viajar a España, donde asistió al escultor danés Ass Ranslet en el proceso de fundición de su obra. Daniel fue elegido para llevar a cabo las obras finales de Manashe Kadishman, ya que el aclamado artista no podía continuar físicamente con su oficio antes de su fallecimiento en 2015. Esta oportunidad mostró la profunda comprensión artística de Daniel y su respeto por el legado de su compañero escultor. Doy forma a las varillas de acero para crear armaduras, me siento transportado a un reino extraño fuera del tiempo y lugar presentes. Cuando tomo una pieza de arcilla de la papelera, esa pieza me habla y me dice en qué parte debe convertirse, encajándose perfectamente en el rompecabezas de la pieza en general. El acto de creación se convierte en el único foco dentro de un mundo desenfocado. Mis medios elegidos abarcan los elementos más plásticos del léxico escultórico. Utilizo cera microcristalina para maquetas, que se asemeja a trabajar con bronce a temperatura ambiente. Este material está increíblemente vivo y no requiere una armadura de metal planificada previamente. Se puede moldear en la mano, lo que permite una exploración continua de diferentes ángulos y perspectivas. A partir de ahí, hago la transición a la arcilla natural o al yeso. Cada uno de estos ofrece ricas posibilidades para crear texturas de dureza y suavidad variables. La inspiración para mis piezas proviene de varias fuentes. He creado toda una serie de esculturas basadas en teoremas matemáticos, incorporando conceptos como la simetría, las líneas paralelas y la cinta de Möbius. También me inspiro en elementos cotidianos como ramas, plantas, grietas en los adoquines o las formas que crea el agua cuando serpentea. Me comprometo con temas que resuenan profundamente en mí, que van desde la paz y la difícil situación de los pacificadores hasta el papel de la mujer en la sociedad y su trato. Mis obras han abordado temas como el movimiento "Me Too", así como el abuso y la violencia contra las mujeres. A veces el proceso mismo me guía. Siempre me atrae la delicada danza entre el equilibrio y la inestabilidad. Me esfuerzo por capturar el movimiento, el equilibrio, el ritmo y la emoción en el bronce, congelando en el tiempo breves momentos de profundo significado y belleza. Sobre todo, mi objetivo es transmitir un mensaje de amor y cuidado a los observadores a través de las composiciones y texturas que elaboro minuciosamente en cada pieza. Más allá de Israel, las esculturas de Baharier adornan colecciones privadas en todo el mundo, especialmente en Francia, Australia, Estados Unidos y Japón. A lo largo de su carrera, Daniel ha recibido numerosas becas y subvenciones, reconociendo sus contribuciones artísticas y apoyando sus esfuerzos creativos.

Visto recientemente - 0 Obras de arte
Recomendaciones